Conocerte para empoderarte. Se tu mejor amiga 

 

Muchas mujeres me preguntan: ¿te dedicas a hablar de la regla? ¿Pero, Laura de verdad, que hay detrás de la mierda de regla?

Y ahí voy yo, no sabes ni lo que esconde la menstruación. El desconocimiento hace que no puedas ver ni valorar el poder que hay en ti, ni en todo tu cuerpo. En él hay “escondidos” secretos que nunca te habrías imaginado y que en el colegio no te contaron.

Saber identificar tu flujo vaginal para ver en qué momento del ciclo menstrual estas, solo es la punta del iceberg. Analizar cómo es tu sangre menstrual, porque hay meses que sangras más o otros menos, porque a veces te sientes más lúcida, u otras más energética, más creativa o más reflexiva. 

Toda etapa es necesaria en esta vida, como son las estaciones; Es necesario el invierno para que la naturaleza descanse, se renueve y pueda volver la primavera llena de energía para florecer. ¿Lo ves obvio no? Pues así también pasa en tu cuerpo, tienes tus estaciones dentro durante aproximadamente 35 años en toda tu vida. ¿Verdad que es mucho tiempo para que lo vivas bien?

Saber ver cómo cambia tu cuerpo a lo largo del mes, qué necesidades tienes y qué te pide, es básico por varias razones. Primero para respetarte, no forzarte hacer cosas que no le apetece a tu cuerpo, poder entender sus momentos de pausa y de bajar el ritmo, ¡Para así poder disfrutar de cada etapa y vivir mucho más feliz! 

El respeto hacia tu cuerpo es el primer paso que te dará el conocimiento para entenderte y poder surfear las olas de la ciclicidad. 

E incluso llegar un día que puedas decir: Tengo ganas de que me llegue la regla para poder parar, descansar y dormir. Y eso es mágico, cuando llegas a ese punto de ser “tu mejor amiga”, tu cuerpo hace una fiesta a lo grande, te lo agradece con mucho más bienestar y tal como me pasó a mí, con una menstruación mucho más placentera. 

También es básico conocer tu cuerpo para empoderarte y poder utilizar tu energía a tope. Sin sentimientos de culpa, de pensar que estás loca, que no rindes, que no eres capaz… Todo eso son mentiras de la sociedad que ha ido etiquetando a las mujeres, pero ahora es momento de cambiarlo. 

Sentir que todo en ti está bien, que tu “máquina” de vida funciona perfectamente, que requiere sus cuidados y mimos cómo todas las cosas en este mundo… es lo que da ese poder de saber escoger qué hacer, cuándo hacerlo y con quién hacerlo. Poder guiar tu misma tus propias riendas de tu vida con la sensación que todo lo que haces tienes ganas de hacerlo y quieres hacerlo, es un placer indescriptible. 

Y si, tú también puedes, hoy mismo, puedes hacer un compromiso contigo misma y decretar: Sí, quiero. Quiero ser la mejor amiga que nunca jamás he tenido”.

Y ahora, recién empieza tu fiesta. ¡A disfrutarla!

Laura